"No puede haber noción de luz si no se ha penetrado en la tiniebla ...."

5 de junio de 2009

Historia de dos Ciudades

Charles Dickens - (1812 -1870)




"Vale la pena detenerse a pensar en el hecho maravilloso de que toda criatura humana resulta para sus semejantes un arcano profundo y misterioso.
Cuando llego de noche a una gran ciudad, considero muy admirado que todas y cada una de aquellas casas apiñadas en la oscuridad encierra su propio secreto; que cada una de sus habitaciones guarda un secreto también, que cada uno de los corazones que palpitan dentro de centenares de miles de pechos que hay allí, encierra anhelos que constituyen un secreto para el corazón que tiene a su lado."


Este fragmento tan bello y significativo lo extraje de la obra Historia de dos Ciudades.
Aún estoy comenzando el libro y parece muy interesante.
No me pude resistir ante la idea de compartir este texto con los demás, porque espero que sientan lo que yo siento cuando lo leo.
La verdad es que me hago estas preguntas a menudo. Todo el mundo es maravillosos y extraño a la vez, y todos guardamos íntimos secretos que no compartimos con nadie más, ni siquiera con las personas que nos rodean. Podemos convivir muy cerca unos de otros, pero la mayor parte de las veces somos unos completos desconocidos.
Todos nuestros pensamientos, anhleos, pasiones y sentimientos quedan reducidos a nuestro mundo interior. A nuestro alrededor hay miles de mundos que nunca llegaremos a conocer, miles de pensamientos que compartir que jamás escucharemos ni entenderemos, y todo esto siempre está tan cerca de nosotros que es increíble que no nos demos cuenta.

Los seres humanos necesitamos el calor de los demás para no contraer la enfermedad de la soledad, pero sólo el calor, porque cuando se trata de abrir nuestro mundo somos personas herméticas dispuestas a guardar bajo llave cualquier cosa que exprese lo que sentimos.

Y es como dice el fragmento, somos miles de millones de anhelos que constituyen un secreto para el corazón que tenemos al lado.


Que tengan un buen día.

2 comentarios:

NOSFERATU dijo...

Lo que hace grande a Dickens es su denuncia social, la riqueza victoriana no fue siempre equitativa para la clase trabajadora- ya paresco comunista- pero sentir el latigo sofisticado de la barabarie de la explotacion del sistema de produccion capitalista de fin de siglo, tiene mucho sentido LA QUIMERA DE ORO, TIEMPOS MODERNOS de Chaplin, como THX 1138 de George Lucas y Metropolis de Friz Lang. Dickens siempre sera una lectura obligada no siempre para la mclase de literatura, sino para la universidad de la vida.

Como siempre no hay palabras para describir mi apasionado sentido de idializacion por ti, y que estando mas serca, un buen Calafia y un plato de cochito orneado aderezaria una tertulia contigo- me gustaria que fueramos a ver Wolverine el principio con palomitas y toda la cosa, pero esta claro que es imposible.

Asi que besototote tronador y mis brazitos abrazan tu bella anatomia virtualmente.

camdem dijo...

Solamente por esa cita ya vale la pena leerse lo que haga falta. Estoy totalmente de acuerdo contigo, necesitamos a los demás para no enloquecer, necesitamos palabras para poder seguir pensando, pero somos reticentes a compartir nuestros, a contar nuestros problemas. El balance entre ambos crea multitud de problemas a diario, menos mal que siempre hay personas que nos damos cuenta de estos detalles (nos incluyo a ti y a mí). Un abrazo