"No puede haber noción de luz si no se ha penetrado en la tiniebla ...."

22 de mayo de 2009

Hypatia de Alejandría


Hypatia - Charles William Mitchell



Hoy voy a dedicarle esta entrada a una importante figura intelectual del saber helénico, y representativa de la historia: Hyparia de Alejandría, que sufrió un trágico final pese a haber desarrollado su saber y haberlo compartido con las personas de su época.


Hypatia fue una mujer destacada en su época. Vivió entre los siglos IV y V de nuestra era, y en un momento en el cual el cristianismo ganaba terreno frente a las costumbres y tradiciones paganas.
Nace en Alejandría, hacia el año 355 d.C. y es hija del matemático y astrónomo Teón de Alejandría, director de la Biblioteca del Serapeo.

Primero se dedica a las ciencias, como su padre, editando comentarios a Ptolomeo, Euclides y la Aritmética de Diofanto, y escribiendo libros sobre astronomía y geometría, pero pronto lo supera.
Entonces se interesa por la filosofía llegando a ocupar la cátedra de filosofía en la escuela de Alejandría, donde imparte las doctrinas de Platón y Aristóteles , tanto a cristianos como a paganos.
Hypatia consigue una gran reputación entre el círculo académico e intelectual, así como entre los artistas y los nobles.

Sin embargo no todo eran buenoa presagios, ya que la situación políticay social se encontraba bastante agitada debido a los diferentes intereses y luchas de poder, sobre todo por las disputas entre los grupos cristianos.
Alejandría se había convertido en uno de los principales centros cristianos desde el siglo III, en donde fueron coetáneos eminentes teólogos, como Clemente y Orígenes, y muchos de los creyentes de la ortodoxia más radical se mostraban especialmente hostiles con los vestigios de la cultura pagana, ya que Teodosio I había decretado el fin de los cultos, oráculos y templos de la antigua religión romana.
Fialmente estalló un conflicto de intereses entre el obispo y el prefecto de la ciudad, lo que conllevó a una persecucuón de los paganos. Este hecho se relacionó con Hypatia, pues ella era buena amiga del prefecto, con gran influencia social y política y con grandes dotes intelectuales, pero sobre todo era pagana. Por eso Cirilo, el obispo y cristiano más ortodoxo, instigó a los demás cristianos a condenarla por su comportamiento, en parte por envidia y por no tolerar que una mujer desempeñara tales cargos.

A Hypatia la asesinó un grupo de cristianos en 415, arrojándola al suelo, desnudándola y arrastrándola hasta una iglesia, allí la despedazaron y le arrancaron la piel con piedras afiladas. Finalmente la quemaron.
Éste fue el tragico final de una mujer fuerte e inteligente que no le temí a un consejo lleno de hombres ni a un movimiento religioso brutal y sin fundamento. Tan sólo luchaba por la sabiduría y las aspiración de la pureza.

La mayor parte de las fuentes condenan el crimen, incluído Sócrates, que era cristiano.
Su recuerdo perduró entre los egipcios, pero fue sobre todo, a partir de siglo XVIII, cuando se convirtió en defensora de la razón y mártir de la filosofía.
Gibbon habla de ella en la Historia de la decadencia del Imperio romano, y Charles Kingsley, del siglo XIX le dedicó una novela.

Personalmente me llaman la atención las mujeres triunfadoras e inteligentes de la antigüedad, porque son tan pocas que se guardan en la memoria como pequeños trofeos, como Artemisia Gentileschi y la propia Hypatia. (Midnight lo de Artemisia va por ti)

Seguiré investigando sobre las mujeres en la historia antigua y espero seguir encontrando sorpresas.

Un saludo y que tengan un buen día.


2 comentarios:

camdem dijo...

Este es uno de tantos delitos cometidos en nombre de las religiones, aunque no debemos olvidar que también han traído cosas buenas. Como siempre, es una delicia leer y aprender historia. Un fuerte abrazo

NOSFERATU dijo...

La imagen de esta "primera cientifica" no tiene comparacion en la historia de las civilizaciones, y como siempre este tipo de genios sufre la intransigencia de los demas, la religion,la politica o la moral son siempre buenos pretextos para cometer actos tan brutales como linchar a una persona, me acuerdo de ella en la clase de algebra y de historia de la ciencia. El cuadro aqui exibido es como siempre todo una belleza e invitacion al buen arte, te felicito mujer, como decimos por aca:"te volaste la barda".
Como siempre un placer visitar este tu blog, esperando que estes a todo "mecate" en compañia de los tuyos, me posterno y beso tu mano.