"No puede haber noción de luz si no se ha penetrado en la tiniebla ...."

3 de octubre de 2008

Se especula con el hallazgo de la tumba de Alejandro Magno

Alejandro Magno


La tumba del general macedonio nunca se ha encontrado, por tanto es para los arqueólogos el Santo Grial de la arqueología moderna.

Sin embargo, la prensa ha decidido publicar que el hallazgo de unos restos óseos acompañados de una corona de oro en Euclea, pueden ser los de Alejandro. Curiosamente, no lejos de allí se había encontrado la tumba de su padre Filipo II hace treinta años, en donde fuera la capital de Macedonia en tiempos de Alejandro Magno.

Nada más se sabe por el momento, pero el descubrimiento de su tumba podría esclarecer el por qué de su temprana muerte, ya que falleció a los 33 años.

La pista se perdió cuando el cadáver de Alejandro iba a ser trasladado a Macedonia, pero Ptolomeo- uno de sus generales más fieles - asaltó la comitiva fúnebre que transportaba el cadaver momificado en una ataúd de oro para emplazarlo en un espléndido templo en Alejandría, en suelo egipcio, donde Ptolomeo gobernaba como sátrapa.
Desgraciadamente el templo y la tumba desaparecerían tiempo después.

Es por eso que el encontrar la tumba de Alejandro Magno era uno de mis objetivos, jeje pero tanto mejor si lo encuentran otros y pueden esclarecer las dudas que giran en torno a su temprana muerte.

Sé que aspiro demasiado alto, pero, ¿por qué no?

3 comentarios:

Midnight Poison dijo...

Woowowo pues cuando yo acabe la carrera de Hº del arte y tu de arqueología fijo que la encontramos entre las dos jojojo que sobradaa

Weno tambien nos quedan mas misterios de la arqueología si se nos adelantan eh! ^^ y vamos las dos,ahi a lo Indiana Jones que somos :)
Muaaaacks ñañaña

camdem dijo...

Eh, un respeto para los periodistas, que no me ha gustado nada eso de "la prensa ha decidido publicar". La próxima vez me meteré con los arqueólogos, aunque ya tenga una en historia.
No, en serio, no conocía la historia de su tumba, pero ahora buscaré un poco más de información. Un abrazo

Megu dijo...

Só unha palabra: quérote! :)